Antiguamente, las personas que no oían bien utilizaban una especie de trompetillas que, sinceramente, no sabemos si les eran de utilidad. Los tiempos han cambiado una barbaridad y los audífonos, también. Hoy son prodigios de la tecnología médica que integran amplificadores del sonido y altavoces de tamaño minúsculo que ayudan a mejorar la calidad de vida.

La pérdida de capacidad auditiva es un problema de salud que puede generar estrés, irritabilidad y aislamiento social. Normalmente es un proceso gradual e imperceptible para quien lo padece. Suele ser su entorno familiar el que detecta la dolencia. Afortunadamente, y gracias a los avances tecnológicos, hoy casi todos los casos pueden tratarse de manera positiva.

Lohade Óptica y Audiología cuenta con un equipo de audiólogos titulados y con gran experiencia que pueden valorar tu capacidad auditiva y aportar las soluciones más adecuadas a tu caso. También realizamos la adaptación de tapones de oído para el baño o para mitigar el ruido